De la serie “Flota”

“El arte más que conocer el mundo, produce complementos del mundo”.

(Obra abierta, Eco.)

En mi obra trato de volver a pensar posibilidades de la pintura luego de casi cien años de abstracción. Como después de la anunciada muerte del arte, de la postdisciplinariedad y la  informatización se puede poner otra vez en juego la infinidad del mundo de lo perceptible, esta vez para intentar generar la sensación de “lo aéreo”. Así, en búsqueda de una particularidad que le sea propia, surgen de la dialéctica entre el color y la mancha espacios aéreos donde percibir lo que no puede ser dicho. Lo informe, lo extraño, lo no unívoco, lo disonante y lo ambiguo.  Espacios habitables, polisémicos. Pluralidad de mundos posibles y fragmentarios en coexistencia.